jueves, 12 de julio de 2007

Bienvenidas Madrastras


A todas quienes son y serán madrastras sean bienvenidas a este blog, que será un punto de fuga para todas nuetras preocupaciones, alegrías y tristezas en esto de ser "madres" de niños de otras mujeres y todo lo que ello implica...

6 comentarios:

Anónimo dijo...

LA VERDAD ES QUE HOY HE DECIDIDO ESCRIBIR , YO SOY UNA MADRASTRONA , SI NO SOLO MADRASTRA , PERO YA MI PACIENCIA ESTA LLEGANDO AL LIMITE. EN MI CASO ES UN CHAVAL DE 16 AÑOS , REVELDE , SUCIO , INSOLENTE , AGRESIVO , CON COMPLEJO DE EDIPO.
VIVO UNA REALIDAD MUY INCOMODA Y SIN NECESIDAD HE TENIDO QUE RENUNCIAR A MUCHOS MOMENTOS PRECIOSOS CON MI PAREJA

Anónimo dijo...

soy madrastra de tres chicos y despues de 7 años de ires y venires,la experiencia a resultado muy decepcionante,nunca llegue a sentir la minima intimidad emocional o aprecio de ellos hacia mi,creo que siempre esperaron que un dia me iria,su padre es un hombre maravilloso y seguimos juntos,ahora que son adultos mi relacion con ellos es nula.ahora estoy leyendo sobre el tema y hay muchas cosas que me han servido para darme cuenta de que no tenia oportunidad, de formar la familia feliz que soñaba,pues ellos tienen una madre a la que adoran,y yo que nunca tuve hijos,no estaba preparada para una labor de entrega total sin esperar nada a cambio...pero quien lo esta?

Anónimo dijo...

hola
yo tambien soy madrasta de dos niñas una de 7 años y la otra de dos, mi relacion con la niña de dos años es super pero con la niña de 7 tengo problemas y problemas serios, no se se los celos que la niña siente por su papa son normales o es malcriades o son infundados por su madre lo sierto es que hay dias que siento que no voy a poder estoy a punto de enloquecer.....que hago ayudeme

Anónimo dijo...

Hola! Después de haber leído todos los casos anteriores puedo decir que gracias a Dios yo me llevo de maravilla con el hijo de mi marido que actualmente tiene 10 años y lo conozco desde los 6. Yo tengo 31 y con mi marido nos casamos hace un año y medio, después de estar 2 años y medio de novio. La verdad la vida de una "madre de corazón" es muy difícil. Hemos pasado por muchas situaciones y etapas. Hace un año que hacemos terapia de pareja, lo cual nos ayuda mucho a seguir con este proyecto de familia que es tan grande. Nuestro problema no es el nene, sino la madre. Mi marido le paga absolutamente todo a su hijos (colegio, obra social, gastos escolares como libros, uniformes, copias, salidas, cumpleaños y no sólo eso, también paga el alquiler del departamento de su ex con todos los servicios incluido cable e internet. El la odia por eso no le tengo celos sin embargo a nosotros no nos alcanza la plata. Me enojo mucha saber q pagamos todo al niño pero el vive prácticamente con nosotros pq la madre no se hace cargo. Ella le dedica todo su tiempo a su profesión y a su pareja. Es injusto que nosotros tengamos q mantener una casa donde el niño no vive. A mi la situación me da bronca pq le ha llenado la cabeza al nene con que si el se viene a vivir con nosotros, ella se queda en la calle. Es mala, muy mala. Incluso le ha dicho al nene que el padre los abandonó y eso es mentira. Ellos no se llevaban bien. Mi marido no quiere hablar con el nene pq no quiere que el nene sienta que es molestia para todos y tampoco le habla mal de su mamá pq el nene la ama (cosa lógica) y no quiere sacarle la imagen de princesa que el tiene de ella. Entiendo que un hijos es lo más importante de la vida para cualquier persona pero es muy difícil desde nuestro punto de vista ser objetivas todo el tiempo. Siempre me siento en segundo lugar. Ojalas con el tiempo las cosas mejores. Le pido a Dios todos los días que me dé paciencia para seguir luchando por la familia que sueño.

Anónimo dijo...

Cómo se ver qué usted no quiere a su hijastro señora y yo no se porqué usted se casó con el papá de su hijastro si no quiere a su hijastro

Una anónima y yo soy una hijastra

Unknown dijo...

Sabe señorita, entiendo que su punto va enfocado desde la visión de hijastra, pero viera que todo lo que he leído acá tiene demasiada razón y no tiene nada que ver con el amor que uno sienta por el niño.

Yo amo a la hija de mi ahora ex pareja, es en serio la mejor niña que he conocido en mi vida y viera cómo duele ahora tener que dejarla, pero eso no significa que no comparta los sentimientos de la mayoría de las mujeres que escriben por acá.

Incluso la separación es difícil porque por más que ame y no quiera dejar a la niña, no tengo ninguna otra opción porque yo no soy su madre y no tengo derecho alguno de verla, y lo peor es que posiblemente la niña sienta que la abandono cuando ni siquiera es mi culpa.
Pero es cansado tener que estar lidiando con que la pareja de uno no aprecie los esfuerzos que uno da, que le cambie a uno los planes de la nada sin avisar (uno entiende que con niños las cosas pueden cambiar en segundos, pero que uno no se dé cuenta hasta que está ya en el cambio es bastante complicado, sobretodo cuando tal vez él sí sabía del cambio desde antes pero como uno no es la madre entonces parece que uno no tiene derecho de saber, uno tiene que aguantarse el cambio), tener que hablar de la ex de tu pareja casi que a diario a veces tampoco es lindo, que ese lazo familiar siga hacia el otro lado y que a veces la relación entre los padres de la niña sea más cercana de lo necesario (uno entiende que es positivo que se lleven bien, pero no que sea más suegra la mamá de la ex que la de uno).
Pero ¿sabe qué es lo peor? Que nadie entiende lo que uno vive, que no importa el esfuerzo que uno ponga, lo mucho que uno ame, lo mucho que uno haga para que esté bien y feliz... Si uno se sintió incómodo por una situación nueva, o sorprendido, o cualquier otra reacción, pues uno se vuelve la mala de la película, la niñata exagerada e inmadura que no puede llevar la relación. No hay consideración de parte de la pareja de uno porque dicen que "uno se metió sabiendo que estaba el paquete entero", pero olvidan que uno aceptó y acepta al niño, uno amó y ama al niño, no a las cosas que se pueden evitar como las desconsideraciones de dejarlo a uno por fuera a la hora de avisar horarios, no a estar de paseo y que de la nada llegue la ex de tu pareja sin aviso alguno aún cuando él sí sabía que llegaría, pero no... Uno siempre termina siendo el malo del asunto, el que no quiere al niño.

Les aseguro que eso es una completa mentira en muchos casos. Yo amo a la niña, y daría cualquier cosa por no perderla. Pero es cansado ser siempre la mala de la película aunque uno dé su máximo esfuerzo. Los niños no son los que tienen la culpa aclaro, son los adultos.