lunes, 7 de abril de 2008

Reapareciendo

Hola a todas. Muchas gracias por sus comentarios, especialmente los "buena onda" que de alguna u otra manera entienden que éste es un espacio de desahogo, para compartir experiencias de quienes -como nosotras- deciden enfrentar de la mejor manera posible la difícil tarea de querer y ayudar a criar un hijo que no es tuyo.

Reconozco que el comentario lleno de críticas que dejaron me quitó las ganas de seguir escribiendo... ¿para qué? Para que una persona en cualquier parte del mundo critique sin conocerme, sin tener idea de los sacrificios que he hecho para entregarle cariño a una niña que jamás ha recibido un cariño similar por parte de su madre, que tengo que decirle cómo peinarse, enseñarle a ser limpia y ordenar sus cosas, tener conversaciones respecto a su menstruación, ir a comprarle un "sostén" porque ya está en edad y nadie se ha percatado que está creciendo, etc. Noooo. Son cosas que obviamente son responsabilidad de su madre, pero que lamentablemente no lo encuentra en ella. Yo creo que todas esas cosas son muestras diarias de cariño. Tenerla en mi casa ya es una gran muestra de cariño, si ahora no son fines de semana por medio no es culpa mía ni de su papá, porque nosotros siempre la recibimos con los brazos abiertos, sino de mamá que no entiende que para la niña es importante estar cerca de su padre y que finalmente el daño se lo está haciendo a ella, no a nosotros.

Creo que tampoco tengo que dar tantas explicaciones. Sí me da lata, porque claro, la idea de este blog es exponer lo que sentimos por dentro, eso que no podemos decirle a nuestros maridos, pero que claramente y según las respuestas que hemos recibido, a todas o casi todas las "madrastras" nos pasa lo mismo...

Esta es solo una reflexión. Trataré de ponerlas al día en lo que queda de la tarde, sino mañana. ¡Mi socia no ha dado señales de vida! ¿Qué ha pasado por esos lados?

Un abrazo grande a las que sí entienden que la tarea de ser madrastras ya es un acto de amor dificil de medir, solo por eso, por hacernos cargo de niños que no son nuestros...

6 comentarios:

:)Pilita:) dijo...

Mira, la verdad no debes hacer caso de las críticas infundadas, nadie sabe lo que es hacerse cargo de un hijo ajeno y tener que vivir con todo lo que eso lleva.

Dímelo a mi que no es 1, sino 2... y su madre, y la suegra... y los hermanos y medio mundo...

Adelante!!!.

Valiente tu que haces lo que le corresponde a la madre biológica

Anónimo dijo...

Graciassss por reaparecer!!!!... de verdad hay veces que siento que necesito leer las anecdotas de ustedes para saber que no me estoy volviendo loca ( sola?)
porfa sigan escribiendo!!!

La madrastra en potencia

Anónimo dijo...

que bueno que estas de regreso !!!! ya te extrañabamos por aqui. No te desanimes, como bien dices no tienes porque dar explicaciones y mucho menos a gente que nisiquiera te conoce, no sabe las cirucunstancias en las que se han dado las cosas, los sacrificios que haces (tu y tu marido). Es gente sin oficiio ni beneficio sin nada que hacer mas que arruinar el día.
Nosotras mejor que nadie sabemos que este foro es un punto de desahogo y no por lo que se llega a escribir quiere decir que somos unas brujas, simplemente nos estamos desahogando como cualquier persona normal en un dia pesado.

Saludos de la mexicana :)

Anónimo dijo...

Hola,

Como verás somos muchas las que visitamos este blog porque no sólo hay identificación, sino esparcimiento en el sentido de que muestran sentido del humor en circunstancias que poca gente podría manejar. Esos comentarios negativos son clásicos de quienes NO saben lo complejo que es formar parte de una familia ensamblada y critican y juzgan superficialmente. Podrás ser muy jocosa al escribir tus anécdotas, pero se ve que estás al pendiente de la hija de tu marido. Asumes el papel maternal a sabiendas de que hagas lo que hagas, más de uno -como es el caso de la suegra por ejemplo-, te van a refregar siempre que la niña "tiene a su madre", aunque sólo la tipa aparezca para hacerse la víctima socialmente y obtener los beneficios que esto implica.

Sin duda es una situación muy peculiar y compleja el ser madrastra, y si tienes tus propios hijos la cosa se pone más compleja. ¡Qué bueno que estás de regreso! Saludos y te seguimos leyendo.

vv dijo...

En mi caso, loq eu me molesta es que a mi hijo (de 2 años) le paro los carros y nadie se inmuta, pero cuando le pongo límites o critico la conducta de mi hijastro (8 años) DIOS MIO LA MADRASTRA MALVADA!!!! como se atreve a opinar mal del niño!
aun cuando al niño lo he criado desde el año, le cambie los pañales, le hice mamadera y lloré cada noche al entregarselo a su mama....

Anónimo dijo...

jajaja estoy igual que pilita y te entiendo...nadie sabe hasta que este aqui..por que igual que piullita hasta con la piedra de la mama de mi hijastro cargo...al tratar de hacer que mi marido pocas pulgas no opte por no dejarlos con pención cero por la huevones de su ex...en fin la verdad muchos que me conocen me ven como santa o algo asi pero la verdad no dejas de sentir cosas no muy diferidas de lo que se expresa en este blog, es la verdad cruel pero verdad...sin embargo despues de escribir estas lineas respiramos y seguimos con nuestras cruces y sobre todo haciendo lo mejor de nosotras para ser unas buenas madrastras por que al fin y acabo somos la 2da oportunidad que tienen estos inocentes angelitos de tener una familia (en caso que sus mamas no tengan, sean amargeitors (como la de mi hijastro) o una disfuncional...en fin mucha gente habla pocos conocen